Además de eliminar varices en Madrid, una de las especialidades de nuestra clínica es eliminar manchas faciales y, entre ellas, las nevus faciales, que se definen como aquellas proliferaciones de distintos tipos de células de piel que crean manchas e irregularidades, lo que genera un efecto antiestético en el paciente.

De nevus faciales hay muchos tipos, pero entre los más habituales que tratamos en el Centro Médico Bellón están los que generan una mancha facial azul o grisácea en el maxilar superior y alrededor del ojo. Otros también muy característicos son los nevus melanocíticos, que son proliferaciones de células pigmentadas llamadas “células névicas”. Y los hay de color rojo, que adquieren el nombre de nevus rufus y cuyo aspecto recuerda al de un angioma o acúmulo de vasos sanguíneos, así como nevus de Spitz, araneus, flammeus, de Becker, intradermal o juncial, que se ubica entre la dermis y el tejido epitelial o el tejido conjuntivo.

En cualquier caso, lo que empleamos en nuestro centro especializado en eliminar varices en Madrid para acabar con este tipo de manchas es el Láser Qswitch Ruby, que dependiendo de las características del nevus y de su implantación en la piel, requerirá entre tres y diez sesiones distanciadas en el tiempo cada una de ellas en mes o mes y medio. El tratamiento no es inmediato, es decir, que hacen falta mínimo tres o cuatro sesiones para ir observando cómo poco a poco va desapareciendo la mancha que es de tipo genético, aunque sus causas aun son bastante desconocidas.