Créalo o no es posible corregir imperfecciones faciales sin cirugía y este es el caso de la rinomodelación: una técnica eficaz para hacer correcciones de la nariz tales como punta caída, perfil curvo o aguileño, giba o caballete , columella sumergida, etc., modificando la forma y el aspecto de la nariz sin cirugía haciendo que esta sea más estilizada y menos ancha con resultados satisfactorios.

Es un procedimiento ideal para personas que quieran estilizar o cambiar ciertos aspectos de su nariz sin necesidad de pasar por un quirófano, anestesias, moratones, baja laboral, etc., el objetivo es obtener una nariz simétrica, una punta más estética acorde a los rasgos faciales de cada paciente, hacer que el dorso nasal se vea recto, en resumen que la nariz se vea mejor y de esta manera se suavicen las facciones del rostro.

Sin cirugía

El procedimiento es muy sencillo:

Inicialmente se realiza una evaluación clínica y fotográfica, reseñando los aspectos que se pueden modificar. Posteriormente se aplica un poco de anestesia local para minimizar las molestias al paciente. Finalmente se infiltra el ácido hialurónico en los sitios clave, realizando un suave masaje para moldear bien la sustancia. Por último se suele dejar un apósito adherente tipo esparadrapo de papel que ayudará a mantener en su sitio la sustancia y a recordar al paciente que es conveniente no ponerse gafas durante este día.

Al terminar, el paciente puede hacer vida normal.

Resultados inmediatos

Una vez terminada la intervención puede ver el cambio en la nariz, debido a que es un tratamiento rápido que dura aproximadamente de 15 a 20 minutos.

Los cambios en la apariencia de la nariz pueden permanecer aproximadamente un año, dependiendo del metabolismo del paciente para reabsorber la sustancia y así mismo los resultados del procedimiento irán desvaneciéndose.

Cuidados

Aunque es un procedimiento sencillo no quiere decir que no requiera cuidados, es prudente limitar las actividades físicas fuertes por uno o dos días, no exponerse al calor o altas temperaturas, usar protector solar y evitar usar gafas inmediatamente después que se haya hecho el tratamiento.

No todo tipo de nariz es candidata a rinomodelación

Es importante que siempre consulten a un médico especialista porque es un tratamiento que no está indicado para todo tipo de narices, personas que quieran cambiar la estructura ósea, mejorar problemas respiratorios o tabique desviado; en estos casos los pacientes deberán recurrir a un procedimiento de rinoplastia.

Así que si lo que quieres es un cambio sutil que mejore tu perfil es una buena forma de hacerlo. Consúltame que te prestamos toda la asesoría y te resolvemos dudas.

Publicado: 21 de Abril de 2017